Carmín

El carmín se puede utilizar para productos cárnicos, cosméticos, recubrimientos farmacéuticos, mezclas secas, surimi, rellenos, glaseados para pasteles y caramelos duros. En forma líquida, ha encontrado aplicación en la coloración de productos de panadería, glaseados, yogur, dulces, helados, postres de gelatina, diversas bebidas a base de leche y alcohólicas, jarabes de fruta, alimentos para mascotas, mermeladas/conservas, lápices labiales, delineadores de ojos, productos de maquillaje.
es_ESEspañol